21 de septiembre de 2016

El lado oscuro de la vida de foránea.

Cuando las circunstancias de la vida te llevan a abandonar el nido y mudarte a otra ciudad o país la cosa se pone buena y es que ser foráneo esta “cool”, ya saben, vives solo, tal vez con roomies buena onda, no tienes merodeando a tus papás todo el tiempo cuidándote la hora de llegada, las visitas, las no llegadas. Los domingos son para ver GoT, netflix  o dormir, sin necesidad de atender algún compromiso familiar y pues, puedes hacer lo que quieras en cuanto a la limpieza de tu hogar porque no tienes a tu mamá quedándose todo el día de porque no tendiste tu cama o lavaste los platos.
Ser foráneo te da la oportunidad de conocer diferentes ciudades y cómo se vive en ellas y lo mejor es que estas completamente abierto a descubrir una nueva ciudad porque no tienes esos prejuicios locales como: “este lugar es naquÍsimo” , etc, etc… entonces conoces 1000 gente y siempre están pasando cosas diferentes, raras y súper divertidas.

… Sin embargo, no todo es color de rosa (como todo en esta maldita vida).
 Como foránea con amplia experiencia, puedo asegurar que la mayor parte del tiempo me la paso increíblemente bien (lejos de mi pueblo),  pero hay veces que no puedo evitar pensar ¿Qué carajos estoy haciendo aquí?


Por eso, basándome en mi experiencia y en la de mis queridos amigos foráneos, les dejo aquí algunos de los típicos males del foráneo:

1.- Mami hazme sopita: todo es fiesta, hasta que te enfermas. Enfermarte es posiblemente la situación en la que más lamentas no estar en tu casa, no solo porque te sale carísimo ir a consultarte con un Dr. y comprar las medicinas, sino porque te falta tu mami o alguien que te consienta y se preocupe por ti,  sabemos el poder de las sopitas de nuestra madre en estas situaciones y en lugar de eso, estás ahí tirado en tu cama sintiéndote una cucaracha y las únicas atenciones que recibes como foráneo son los mensajes que mandan de tu oficina o escuela preguntándote por que faltaste hoy y si le dejaste los documentos a alguien más.

2.- Feliz Cumpleaños a mí: sabemos que en tu pueblo tu cumpleaños es una fiesta nacional, todos tus amigos desde el kínder no se pierden tu magno festejo, tus tías no dejan de llamarte e invitarte al pastelito que te organizaron, tus amigas y amigos te festejan desde días antes, siempre sobra quién cumple años cerca de tu fecha y juntan la pachanga… pero eso pasa en tu pueblo y como foráneo, debes aceptar que ya no vives ahí, así que solo tienes 2 opciones, cada año realizas tu típico viaje a tu ciudad de origen ($$) o decides pasarla donde resides con los pocos medios amigos que has logrado hacer. Obvio nunca será lo mismo y es que siendo realistas jamás podrás compararlos, o sea, tu amigo desde kínder el que tu mamá y su mamá ya son comadres, que su hermano se hizo mejor amigo de tu hermano y que viajan 1 vez al año no se puede comparar con el wey que conociste en el antro hace un par de meses y se caen bien.

3.- Todos esos vuelos que llevan a un solo destino: viajar es increíble, todos desearían tener que viajar una vez cada tanto, pero deja de ser tan divertido cuando el destino es el mismo, entre compromisos familiares, bodas, cumpleaños y extrañar a tus seres queridos se agotan las posibilidades de aproveches esos diitas de vacaciones para conocer lugares nuevos o descansar en tu casa en un puente.

4.-  ¿Algún día regresaré?: te la estés pasando bien o mal en tu nueva ciudad de residencia, la duda de si algún día vas a regresar o cuánto tiempo te vas a quedar está latente y no solo para ti, también para los demás. Y es que hay tantas decisiones que te orillan a “echar raíces” o resistirte a ser local, comprar una casa o propiedad, tener novio o novia, comprar muebles, unirte a clubes o círculos sociales, usar palabras locales, etc. Todas esas actividades o decisiones se toman con los pies en un lado y con el corazón en el otro.

5.- No eres local: bueno, esto es una realidad, por más que tengas una habilidad de adaptación insuperable hay que aceptar que no naciste ni creciste en tu nueva ciudad de residencia, por lo tanto te perdiste toda esa educación urbana que los demás sí recibieron. No conoces las calles ni las zonas, tampoco dominas el transporte público, si te pierdes, no tienes idea si estas en una colonia donde tu vida corre peligro y es cosa de que con tu acento tan particular le preguntes a alguien y descubra que estas más desubicado y vulnerable que un perrito en medio de la autopista. No conoces la fama de los lugares, lo “cool”, lo “nice”, lo “naco”, lo “hipster”, lo “pasado de moda”, lo “es para niños” etc, etc… la única manera que te enterarás es al escuchar la crítica de los locales cuando les cuentes a donde fuiste el fin de semana.

6.- Regresar a la realidad: si tu situación es inminente y es necesario que regreses a tu ciudad o pueblo, la despedida puede ser dolorosa, las experiencias fuera de tu casa son completamente enriquecedoras en muchos aspectos, te permite conocerte mejor, tomas decisiones propias, te descubres en situaciones que nunca antes hubieras tenido la posibilidad de vivir, haces amigos o medios amigos, encuentras novios y familias nuevas, adoptas costumbres que te gustan y descubres lugares que te encantan. Después de todo esto, es difícil imaginar cómo habiendo tu  cambiado tanto estarás de regreso en el lugar donde nada cambia.

Y no dudo que la lista siga y siga, pero la realidad es que con todo y estos “males” tener la oportunidad de irte a vivir a otra ciudad hace que tengas experiencias tan diferentes a aquellos que nunca se han mudado siquiera de una casa.

Queridos lectores foráneos ¿Qué otros males han vivido?




Dedico esta entrada a todas las personas que he conocido en los últimos 7 años en mi vida nómada y más aún al que me está haciendo querer “echar raíces”.

2 comentarios:

  1. tienes toda la razón, lo que mas extraño es a mi mami :'(

    ResponderEliminar

  2. Hi! Someone in my Facebook group shared this website with us so I came to look it over. I'm definitely enjoying the information. I'm bookmarking and will be tweeting this to my followers! Terrific blog and brilliant design. sign in hotmail

    ResponderEliminar